Vidrio



Clasificamos vidrio, desde hace más de 20 años!

Con la introducción del aparato KSP en los años 80 del siglo pasado, empezó la era de la clasificación óptica del vidrio. Desde entonces, Binder+Co AG sienta los estándares a seguir en el tratamiento de este valioso material secundario.

Si al principio sólo eran los cuerpos extraños los que tenían que ser separados del flujo de vidrio, la tecnología evolucionó rápidamente hacia la separación de los diferentes cascos de vidrio en función de sus colores. "BWG" fue el primer sistema que podía clasificar los vidrios según sus colores.

La reutilización del vidrio se convirtió en cada vez en más importante y, por ello, aumentaron también los requisitos de calidad. Con CLARITY, se introdujo en el mercado en 1989 el sistema que mostraría el camino a seguir en el tratamiento del vidrio para el nuevo milenio. 16 millones de colores, sistema de tres vías y, además, detección de metales y cuerpos extraños, son las bases fundamentales de la tecnología. Y, por fuera, un diseño revolucionario que tembién sentó cátedra.

Las máquinas, equipos y plantas de Binder+Co se usan en todo el mundo. Es sobre todo la alta competencia técnico-procesal, la que vincula las máquinas entre sí y configura procesos óptimos e individuales.

La historia del éxito de CLARITY sigue su camino. Las exigencias en el tratamiento del vidrio han cambiado. Cuerpos extraños, que no son reconocibles como tales a simple vista por el ojo humano, como los vidrios especiales termorresistentes o los vidrios que contienen óxido de plomo, son los retos en la clasificación moderna del vidrio.

:: Persona de contacto