Historia



Esta empresa tradicional vio la luz del día en el año1894, cuando fue fundada, como pequeña cerrajería de artesanía y carpintería metálica, por el maestro cerrajero Ludwig Binder en Graz-Eggenberg. Antes de la Primera Guerra Mundial, Binder daba ya trabajo a más de 40 colaboradores.
 
En los años 20, la empresa se especializó en construcciones de hierro. En 1926 asumió el Dr. Alois Sernetz, yerno del fundador, la dirección de la empresa, guiándola a través de las turbulencias de la gran recesión económica. En aquella época, los productos principales eran las construcciones de hierro.

Después de la gran recesión, se inició a principios de los años 40 una época de recuperación económica que la convirtió en una empresa industrial de mediano tamaño que daba trabajo a más de 150 colaboradores y seguía concentrando sus actividades en la fabricación de construcciones de hierro.

Los años 50 fueron decisivos para la empresa y su desarrollo hasta el día de hoy. En el año 1954 se desarrolló bajo la dirección del ingeniero Dipl. Ing. Dr. Heinz Sernetz, hijo del Dr. Alois Sernetz, el "Sistema Binder" para cribas de vibración, una denominación cuya importancia sigue vigente hasta el día de hoy. 

En el año 1960, se inició la construcción de la nueva fábrica en Gleisdorf. La nueva nave, un interesante edificio redondo desde el punto de vista técnicoconstructivo que ha servido de modelo a numerosas naves de idéntica construcción, sigue siendo hoy el corazón de la empresa. Tan sólo un año después se pudieron poner en marcha las primeras máquinas-herramientas. Los terrenos de Graz se vendieron. 

El diseño y construcción de los primeros grandes equipos en el año 1971 constituyó otro hito en la historia de Binder+Co. Al mismo tiempo, la empresa se integró en el grupo estatal voestalpine para asegurar la comercialización de las máquinas de Binder+Co a nivel mundial. Ya en el año 1973, la exportación superó por primera vez en la historia de la empresa la cuota del 50%.

Fueron veinte los años durante los que la empresa, formando parte de la industria estatal, tuvo éxito como suministradora de máquinas en el sector de la tecnología del tratamiento de materiales a granel y, posteriormente, del reciclaje. En el año 1978, Binder+Co desarrolló sus primeros equipos de envase, en 1989 las primeras máquinas de reciclaje.

En el año 1991, la empresa fue reprivatizada, pasando a ser propietaria mayoritaria la empresa austriaca privada Auricon Beteiligungs AG. Tras una primera entrada en bolsa en el año 1992, una vinculación transitoria al grupo Waagner-Biro y una salida de bolsa en el año 1998, Binder+Co pasó a ser de nuevo una sociedad anónima independiente en 1999. 

Hoy, Binder+Co es el líder tecnológico a nivel mundial en el sector del reciclaje del vidrio y también líder del mercado en el sector del cribado de materiales difíciles de cribar con el producto puntero BIVITEC®. Los productos base se complementan con productos de la tecnología del secado y del envase de alto rendimiento.

Desde el 17 de diciembre de 2006, la sociedad cotiza otra vez en bolsa. En junio de 2007, las acciones de Binder+Co fueron admitidas en el segmento de nueva creación mid market y poco después pasaron a cotizar en la bolsa libre regulada. La empresa se caracteriza por una estable estructura del accionariado. Algo más de la mitad de las acciones está en poder de inversores institucionales y el resto de las acciones son de propiedad dispersada (actualizado en diciembre de 2008).

:: Galería